Tres cuadros recomendables para Visitar el Museo del Prado con niños

MrBroc en el museo con los niños

La Ejecución de Lady Jane Grey. Paul Delaroche. National Gallery. Londres

Visitar un museo con nuestros niños es un plan fantástico, pero para que resulte bien, tiene truco y hay que planificarlo…  de lo contrario puede resultar todo un horror.

Llevar a los mas pequeños al museo sin organización previa y pretendiendo que aguanten el ritmo de los mayores, es un error tremendo. Acabaréis todos exhaustos, los niños dejarán de prestar atención sin apenas llegar a la hora de visita, y os resultará cansadísimo ir arrastrándolos en busca del cuadro perfecto que pueda captar su atención. El éxito de la visita dependerá de la planificación de los padres. Si tenéis en cuenta estos consejos, probablemente la experiencia sea inolvidable y vuestros niños estén deseando volver.

  • Marcar un objetivo accesible para los niños: 2 o 3 cuadros por visita al museo son suficientes para los niños. Las visitas de más de 1 hora empiezan a ser peligrosas para su paciencia…
  • Elegid los cuadros que vais a ver de antemano. Ni se os ocurra improvisar sobre la marcha. Pensad si los cuadros tienen un atractivo para los más pequeños, aseguraros de que están expuestos en la actualidad, e intentad averiguar su localización nada mas poner un pie en el Museo (acudid a la mesa de información del Hall). Mitología griega, retratos de las familias reales europeas, temática religiosa, impresionismo… hay cuadros para niños muy interesantes en casi todas las temáticas.
  • Pensad en la historia que está detrás de cada cuadro y cómo podréis contársela a vuestros hijos. Documentaros sobre lo que “cuenta” el cuadro. Lo que subyace al cuadro es lo que mas podrá atraer a vuestros hijos. Es el cuento o la historia que está detrás, lo que habréis de transmitirles… le haréis así participes y podrán vivir la historia y meterse a fondo en el cuadro.
  • Importante también: la forma de contar la historia. Muchos cuadros tienen una simbología muy profunda para ser entendida por los niños de igual forma que fueron concebidos por el pintor, pero siempre podemos pasar el mensaje a su lenguaje. ¿Cómo explicarle a un niño el porqué de la escena del purgatorio del Jardín de las Delicias de El Bosco?. En nuestra versión moderna para los mas pequeños:  quizá ellos entiendan que la pereza, sucumbir mas de la cuenta a los videojuegos, la falta de responsabilidad antes sus deberes o tareas, el sillón ball… pueden ser los males que acechan a su mundo y contra el que tengan que luchar
  • Llevad cuadernitos y lapices para que los niños puedan hacer su propia versión de los cuadros que vayáis a ver. Les encantará… y a vosotros tambien cuando veáis su propia version de las Meninas de Velazquez  o de los Girasoles de Van Gogh
photo 2 bis

La Venus del Espejo. Diego Velázquez. National Gallery. Londres.

Para los que tengáis oportunidad de visitar algún museo en Madrid con niños, nuestra primera recomendación es el MUSEO DEL PRADO. Como sabéis, el Prado es el resultado del interés de las monarquías españolas en tener un recuerdo de su aspecto físico a través del tiempo en una época en la que la cámara fotográfica no existía. Encargaban retratos de los miembros de la realeza a los pintores mas brillantes, para, entre otros fines, luego enviarlos a otras cortes europeas con el fin de concertar matrimonios entre  los futuros herederos de las Coronas.

Pero el Prado es más que retratos de miembros de la realeza… mucho mas. Nuestra selección de cuadros para una primera visita con niños es:

  • Atalanta e Hipómenes, de Guido Reni: nuestro preferido para los niños. Es un cuadro que puede pasar desapercibido a primera vista, pero si conoces la historia de sus protagonistas, te quedarás prendado de ella…. y mucho mas tus hijos. Ademas este cuadro está muy ligado a uno de los iconos mas famosos de Madrid, la estatua de la Diosa Cibeles. ¿Te lo podías imaginar?. Echa un vistazo a su historia… a tus hijos les encantará.
hipomenes y atalanta

Hipómenes y Atalanta. Guido Reni. Museo del Prado. Madrid

  • El jardín de las Delicias, de El Bosc0: impresionante simbología la que encierra este cuadro basado en escenas bíblicas. Este triptico no tiene desperdicio, ni por su parte trasera. Lleno de personajes, de mensajes, de detalles… los niños no podrán aparatar los ojos del cuadro, sobre todo en la parte del purgatorio.
el jardin de las delicias

El Jardín de las Delicias. El Bosco. Museo del Prado. Madrid.

  • Las Meninas de Velázquez. Es de visita obligada esta obra maestra del gran Velázquez. Ademas es un cuadro que se presta a jugar con sus personajes, con las luces y sombras…
meninas de velazquez

Las Meninas de Velázquez (o la Familia de Felipe IV). Diego Velázquez. Museo del Prado. Madrid.

Otra opción también interesante es contratar una guía especializada en niños. A la guía hay que hacerle hincapié que vais con niños y que queréis que la visita se enfoque para ellos.

Nosotros lo solemos hacer en algún viaje al extranjero. Además, de paso, los niños agudizan el oído y su inglés. Para los que vais con niños a Reino Unido, podéis contratar un guía especializado en niños a través de BLUE BADGE GUIDE. No os podéis ni imaginar los recorridos y visitas que existen pensando en los mas pequeños. Hay especialistas en recorridos de Harry Potter, National Gallery, British Museum… Nosotros hemos optado por un recorrido por las momias Egipcias del British Museum, y por los cuadros de Van Gogh del National Gallery.

MrBroc con los niños en el museo.

Los Girasoles. Van Gogh. National Gallery. Londres

Y recordar llevar lápiz y papel… es genial las versiones infantiles de las grandes obras de los maestros… quién sabe, quizá se esté formando un gran pintor en vuestra casa, mientras tanto, en MrBroc.com estaremos encantados de plasmar las obras de vuestros niños en productos de mucho diseño que serán protagonistas en tu casa.

Anuncios

Al Museo con los niños. Hipómenes y Atalanta: las historias que nos cuentan las obras de arte

hipomenes y atalanta

Hipómenes y Atalanta es el titulo de un óleo sobre lienzo de unos 2 x 3 metros pintado por Guido Reni entre los años 1618  y 1619. Pero también son los nombres de unos personajes de la mitología griega que tienen su propia e interesante historia.

Atalanta era hija de Rey y gran atleta. El oráculo predijo a Atalanta que el día que se casase, caerían sobre ella una serie de males e infortunios, y por ello Atalanta evitaba el matrimonio aún en contra de los deseos de su padre por casarla. Tal era la presión de su entorno en casarla, que ella aceptó ofrecerse en matrimonio a aquél que fuera capaz de vencerla en una carrera, deporte donde Atalanta había alcanzado una habilidad sobresaliente. Pero, si el pretendiente era vencido por Atalanta, el castigo establecido para él sería la muerte.

A pesar del riesgo, Hipómenes aceptó el desafío contando para ello con la ayuda de Venus, que le proporcionó tres manzanas de oro que el joven fue ingeniosamente arrojando a su paso, logrando de esta forma retrasar a Atalanta que se detuvo a recogerlas.

Una vez casados, los jóvenes se sentían muy felices y dichosos. Sin embargo, Hipómenes olvidó agradecer la ayuda de la diosa Venus que había propiciado su victoria, de forma que la Diosa, vengativa, terminó transformando a cada uno de los enamorados en león, y no contenta con su venganza, determinó que estos leones fuesen los encargados de tirar el carro de la Diosa Cibeles de por vida, debiendo mirar cada uno el dirección contrario a su enamorado.

Cibeles_con_Palacio_de_Linares_closeup

Se cumplió al fin lo predicho por el Oráculo. Podéis hacer clic aquí para ver el cuadro original. Con la historia de Hipómenes y Atalanta los niños se quedarán boquiabiertos, sobre todo si despúes del Museo, váis a la Fuente Cibeles (Madrid).

En nuestro próximo post os contaremos nuevas obras de arte para explicar a los más pequeños ¡estad atentos! 😉

El Equipo de MrBroc