Historias reales: los niños que pusieron color a la boda de sus padres

Después de tener tres hijos, de levantar el día a día de su casa y de muchos tiempos de felicidad, Chus quiso hacer algo especial el día en el que decidió casarse por todo lo alto con el que había sido el compañero de su vida y padre de Álvaro, Marta y María.

Para ello, ambos encargaron un BrocMantel, unos BrocGemelos y un BrocAnillo cuyas ilustraciones iban a correr a cargo de los pequeños de la casa. La temática de los dibujos no podía ser otra: la boda de papá y mamá.

Alvaro Cerro_8añospost

Álvaro, de 8 años, optó por un fondo de rayas, una novia con un vestido florido y un novio con un chaqué y un sombrero de copa.

Marta Cerro_6añospost

Su hermana Marta de 6 años quiso que los corazones que sienten sus padres fueran visibles en el dibujo, y así fue. Mamá aparece con un vestido también florido y sujetando un ramo de flores que le entrega a su marido.

María Cerro_5añospost

Por último, María, de 5 añitos, trazó unos papás muy al estilo Tim Burton, pero con una postura de lo más risueña y alegre.

BodaTardiaBrocMantel

No cabe duda de que éste era uno de los mejores modos para que sus hijos disfrutaran y se sintieran aún más partícipes en un día tan especial. No en vano, ¿qué niños pueden asistir a la boda de sus padres? ¿Y quiénes tienen la oportunidad de estar tan presentes en un día tan especial?

BodaTardíaGemelos

El día de la boda llegó y cómo no, el éxito fue rotundo. Amigos y familiares disfrutaron de lo lindo y tomaron nota de esos regalos tan originales. Chus y su gran familia han rubricado sobre el papel una relación que ya estaba asentada sobre los mejores cimientos.  

BodaTardíaAnillo

 

Anuncios

Historias reales: Érase una vez, Domé en una galaxia muy muy lejana

Érase una vez, en una galaxia muy muy lejana… donde la mente de un niño viaja en sueños fabulando historias en naves espaciales, cohetes, asteroides, planetas, estrellas y mundos remotos. Domé, como si de La Guerra de las Galaxias se tratara, viaja a bordo de su propio Halcón Milenario dibujando su propia historia allí donde se le ocurre. Sus historias, plagadas de aventuras, color y un torrente de imaginación ilustraron una valiosa camiseta que lucía a todas horas.

Imagen

Pero el paso del tiempo hizo que esta preciada prenda quedara gastada y desdibujada, por lo que Markus, papá de Domé, pensó que la mejor manera de sorprender a su hijo sería a través de MrBroc y de los BrocCojines.

La tarea no fue difícil, ya que Markus guardaba una fotografía de la camiseta de Domé y sólo este dibujo nos sirvió para diseñar un BrocCojín Seventy que iba a convertirse en el inesperado regalo de su noveno cumpleaños.

Imagen

ReversoCojinDomé01

La felicidad de Domé fue tan grande que ese cojín pasó a convertirse en su mejor compañero en casa y en un viajero incansable de habitación en habitación. Esas galaxias que Domé imagina, sueña y el BrocCojín siempre está presente en su vida y en el futuro le ayudará a recordar que su primera gran pasión en la vida fue galáctica.

Quién sabe si Domé llegará a ser algún día astronauta. Por soñar que no sea.dibuja, le acompañan en sus lecturas nocturnas o jugando a los videojuegos.

Imagen